¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

[adrotate banner="12"]

Crónica Rubén Vasconcelos Beltrán 28/09/2015

por / lunes, 28 septiembre 2015 / Publicado enHISTORIA, ÚLTIMAS

todooaxacaradio.com/Rubén Vasconcelos Beltrán

OAXACA, CIUDAD PARA VIVIRLA Y CONTARLA

28 de septiembre del 2015

 

Pasamos, como ya lo comenté, días muy emocionantes, festejamos nuestra fiestas patrias; los que pudieron hacerlo participaron en algunas de las actividades que se organizaron para honrar el recuerdo de nuestro héroes nacionales; recordamos a don Miguel Hidalgo, a Morelos, Galeana, a los Bravo a Vicente Guerrero, a doña Josefa Ortiz de Domínguez; escuchamos el Grito de Independencia que dio el Gobernador del Estado, desde el balcón central del Palacio de Gobierno, los gritos de júbilo de los asistentes; el desfile del 16 de septiembre, la gallardía de sus participantes, los aplausos del público asistente, pero sobre todo el deseo de que nuestras diferencias se diriman, que nos permitan trabajar en paz, que se respeten los espacios públicos que son parte sustantiva en una ciudad como la nuestra que cuenta con un Centro Histórico incluido en la Lista del Patrimonio Mundial, lo cual nos enorgullece pero más nos compromete.

Pero el tiempo pasa inexorable, no se detiene, sigue adelante, y no vuelve, y con él se van quien sabe cuántas cosas, las cuales sólo serán una parte del pasado; pero vienen otras y los ánimos se renuevan, por ejemplo, el 30 de septiembre se conmemoran los 250 años del nacimiento del generalísimo don José María Morelos y Pavón, lo que seguramente el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez recordará porque su presencia aquí tuvo una gran relevancia.

El 25 de noviembre de 1812, toma la ciudad, y con ello iniciamos un nuevo camino llenos de ilusión: el de ser libres, nunca más volver a ser esclavos. Fue él quien instituyó el primer Ayuntamiento Insurgente en esta provincia, fue él que nos permitió pensar en la posibilidad de gozar del derecho reunión, de expresión libre de las ideas, de transitar sin solicitar el permiso o autorización de nadie, y muchas cosas más que ahora forman parte de nuestro ser personal y nacional y que nunca jamás debemos volver a perder.

Ojalá que no sólo sea el gobierno el que se ocupe de rememorar algunos pasajes de su fructífera existencia, en cuanto al contenido de su pensamiento político, sino también los maestros en las escuelas con sus alumnos y padres de familia, las agrupaciones sociales, los partidos políticos, porque necesitamos revivir a esos grandes personajes y el legado que nos hicieron para conformar y disfrutar la Patria que a veces olvidamos por egoísmos personales convenencieros, afortunadamente siempre tenemos algo que nos debe servir como bastión de lucha, como motivador de nuevas acciones, para renovarnos y emprender nuevas tareas.

 

LA VISITA DEL PAPA

Se puede pensar que la visita del Papa Francisco a partir del 19 de este mes de septiembre a Cuba, no tiene nada que ver con Oaxaca, pero ahora, en este tiempo, en lo que va de este siglo, nada de lo que sucede en el mundo puede considerarse como un fenómeno aislado, y sin un algo que pueda repercutir en el sitio más recóndito del mundo terráqueo y más cuando se trata de un país tan cercano geográficamente al nuestro, y con una actividad dinámica entre los dos países que nos influye recíprocamente, positiva o negativamente en casi todos los momentos de nuestra vida.

Por ello nuestros gobernantes nunca han sido lejanos, por el contrario, tantas cuantas veces ha sido necesario se han tendido la mano, y la presencia de un personaje de las dimensiones del Papa Francisco, no deja ni dejará influir en la vida de un pueblo tan identificado con el catolicismo que sigue siendo preminente en nuestro territorio en todos los estratos sociales, pero además es la muestra de un cambio de mentalidad social según la circunstancias que nos han tocado vivir. Ahora los gobernantes no pueden o no deben considerarse únicos, sino aceptar que existen otros líderes sociales que pueden contribuir cuando su pensamiento es libre, bien intencionado, dirigido al bien social, a la búsqueda permanente de la paz y a confraternidad para lograr la armonía entre los seres humanos.

Los grandes ejemplos de ese nuevo enfoque, de esa nueva mentalidad en cuanto a anteponer no las ideologías sino el bien social, que mueva al diálogo, a la confrontación razonada de las ideas, a aceptar lo que es justo, lo que nos beneficie a todos no a unos cuantos, me parece que es el sentido del ejemplo de los hermanos Castro Ruz, en este tiempo, y del presidente Barack Obama, que reiniciaron un nuevo camino desde el primero de julio pasado abriendo un nuevo camino histórico para el pueblo cubano del que está en la isla y del que ocupa una buena parte del territorio estadounidense desde aquellos días en los que se inició la revolución cubana, pero que finalmente tienen el mismo origen, son hermanos, emanan de la misma tierra. Un líder de la categoría del Papa Francisco, seguro que vendrá a fortalecer quien sabe cuántas acciones de esos dos pueblos y el ejemplo de su interés en los fenómenos que impactan al mundo contemporáneo, como la migración, la ecología, la perdida de los valores, la reconciliación, que son cosas fundamentales para la paz y ahora el haber puesto sobre la mesa de la reflexión desde el Congreso estadounidense la abolición de la esclavitud en todos los pueblos del mundo.

Tuvieron que pasar muchos años para reestablecerse las relaciones entre los norteamericanos y cubanos, tuvieron que pasar muchos años para que las banderas nacionales ondearan en uno y otro territorio, para que los presidentes de esos países estrecharan su mano y se dieran un abrazo con el deseo de rehacer el camino ¡Que buen ejemplo para aquellos que sólo manejan el rencor  y el odio, sin detenerse ante los ideales de sus semejantes!

La visita del Papa Francisco fue larga y fructífera, agobiante seguramente, pero orgullosamente satisfactorio porque tuvo la oportunidad de ser recibido y escuchado por millones de seres humanos en ambos países, de hacer lo nunca antes un Papa había logrado, que su voz se oyera e n el Congreso Norteamericano y en el seno de la Organización de las Naciones Unidas en la que concurren los representantes de todos los países del mundo e insistir en forma terminante en el valor que tiene la familia para que los seres humanos reencuentren caminos de luz.

24 DE SEPTIEMBRE DIA DE LAS MERCEDES

                 Hace muchos años, la historia de la religión católica, nos marca el 10 de agosto de 1218, cuando Pedro Nolasco funda en Barcelona, la orden de los mercedarios, porque escogieron a la Virgen de Las Mercedes como su gran patrona ¿por qué?, porque Pedro Nolasco, impuso como apostolado de la orden salvar a todos aquellos hombres que estuviesen sometidos  a la esclavitud y esto principalmente en las provincias del norte de África, por lo que todo aquel que ingresase a la orden debía dedicar su tiempo a la propagación de la palabra de Cristo en estos lugares, pero además trabajar incansablemente en su gran propósito.

Ramón Nonato,  ingresa a la orden, se hace presbítero y llega a ser superior de la orden en varias comunidades para luego viajar al norte de África en donde pagaba el rescate de los reclusos con su propio peculio y cuando se le acabó el dinero se entregó como rehén para salvar a un cristiano. La autoridad le advirtió que de seguir hablando en las calles, induciendo a la gente a abrazar la palabra de Cristo, sería encarcelado, lo que no lo arredró y continuó haciéndolo hasta que fue encarcelado.

Los carceleros los martirizaron en diferentes formas y una de ellas fue perforarle los labios con un hierro candente para colocarle un cerrojo en la boca e impedir que siguiera predicando, la orden lo rescató y volvió a España allá por 1239. El Papa Gregorio IX lo nombró Cardenal dirigiéndose a Roma, pero dada su condición física, fallece en Cardona, siendo canonizado por el Papa Alejandro VII en 1657, celebrándose su festividad el 31 de agosto.

Los frailes mercedarios llegaron a la Villa de Antequera para 1580, no se sabe con precisión, pero lo que sí se sabe es que para 1601, ya tenían un lugar para la realización de sus tareas. El templo y convento fue construido en el lugar en donde estuvo originalmente la Ermita de San Marcial, construida para recordar el día, dicen algunos cronistas,  en el que los soldados españoles deciden fincar casa en estos territorios, puesto que en este sitio se colocó la mojonera poniente del eje horizontal que divide a la ciudad en dos partes, norte y sur, la mojonera oriente se colocó en el arranque de la ahora avenida de La Independencia.

El templo ha sufrido en muchas ocasiones los embates de los temblores sucedidos en Oaxaca, afortunadamente se ha contado con el empeño de sacerdotes que se han preocupado por su recuperación. La gente recuerda a don Juan Ignacio Ortiz, Manuel Aguirrolea, Eduardo Rickards, José de Santa Cruz, Humberto Medina Villegas, Antonio Hernández, por el significativo trabajo que hicieron en momentos difíciles por los daños causados por los movimientos telúricos y se acaba de hacer cargo de la parroquia el presbítero Francisco Reyes, quien realizó un estupendo trabajo en la capellanía del Carmen Alto.

El templo es espacioso, quizás el más alto de la ciudad, y cuenta con una cúpula también de dimensiones extraordinarias; decorado todo su interior y con una bella muestra del tipo de retablos neoclásicos en Oaxaca, obras de arte sobresalientes como las pinturas en los muros de acceso a la capilla del Señor del Consuelo, elaboradas en el siglo XIX, por don Manuel Maza, hermano de doña Margarita Maza, esposa del Lic. Benito Juárez. El convento es amplio y conserva sus corredores, pilares y arcadas y en esta ocasión fue utilizado para las celebraciones religiosas en honor a la Virgen por su aniversario, en vista de que el templo se encuentra en reparación por el Instituto del Patrimonio Cultural del Gobierno del Estado,  cuyo titular es el arquitecto es el arquitecto Alberto Arroyo Valencia, y supervisado por el INAH, a pesar de ello, se festejó como todos los años, con la participación de las comunidades, hermandades, cofradías, locatarios, empresas, las Chinas Oaxaqueñas, sacerdotes, religiosas, y el pueblo en general y en particular, la gente del barrio que cuida todos los detalles para lograr algo digno para el recuerdo.

Comentarios

comentarios

SUBIR